Liderazgo

Líder-ando

http://www.sxc.hu/profile/beni_bb




Una nueva oportunidad de formación. Me congratulo porque pronto podré poner en práctica el taller “Líder-Ando: el rol del profesor dentro del proceso formativo de la persona”. La sesión tendrá lugar en agosto pero quiero compartir en este post algunas ideas y lógicamente después de efectuada la actividad por aquí deberá aparecer una reseña.

Desde la óptica que propone el enfoque de aprender haciendo, este pequeño taller está considerado como un punto de reflexión sobre la práctica docente respecto la percepción de liderazgo que tiene, y ejerce, el profesor o la profesora frente a grupo en el nivel de educación básica no solo ante el aspecto académico sino ante el inicio y planteamiento de  un proyecto de vida.

Hoy en día es raro considerar a nuestros maestros y maestras como líderes; muchos enfoques educativos han puesto, por ejemplo, mayor trascendencia a su figura de “facilitadores del aprendizaje”.  Aunque no niego que en ocasiones los maestros y las maestras cumplen con este concepción de “vehículo” del conocimiento, me parece de suma relevancia que únicamente, en diversos ámbitos, éste sea la única justificación para tenerlos presentes en el panorama. Pensar que nuestras maestras y nuestros maestros de educación básica son meras “puertas de entrada” en el proceso formativo de la persona me parece una reducción de su labor y de su actividad privilegiada.

Si bien hay que considerar la perspectiva del proceso educativo desde la óptica del alumno/alumna, por su rol de protagonista primordial, pensar que nuestros maestros y nuestras maestras son actores secundarios nos ha traído muchos conflictos. Es una lastimosa manera de despreciar su contribución. Nuestro sistema educativo en México, por ejemplo, considera en el día a día y en la práctica al profesor y a la profesora como “mano de obra”, una expresión más de una mentalidad “maquilera” (en un futuro ampliaré la descripción de esta mentalidad aprendida en mis visitas al norte de la República Mexicana).

No sólo ahora lo puedo mencionar, sino que llevo tiempo creyéndolo: el profesor, o la profesora, como roles de claro liderazgo en la comunidad se han ido desdibujando y su peso como profesionistas clave de otras profesiones parece haberse diluído. Debemos volver a considerar que, el primer liderazgo social, con el que nuestros hijos e hijas se encuentran se enmarca en el contexto del aula. El profesor, la profesora, es “piedra de toque” en el proceso educativo de nuestros hijos. ¡Aprendamos a revalorar su trascendencia!.

Ante este panorama, ante profesoras y profesores líderes que cumplen con su rol y dignifican la profesión, cada alumno y alumna al lograr su proceso educativo y formativo debería recordar aquella frase que se afirma pertenece a Isaac Newton:

Si he logrado ver más lejos, ha sido porque he subido a hombros de gigantes”.

Para quien desee conocer la generalidad del Taller “Líder-ando” aquí una pequeña descripción.