Familia, Mis presentaciones

Por una cultura de Familia

24 de Septiembre 2013
24 de Septiembre 2013

El día de hoy he tenido el gran gusto de presentarme en un evento especial. Quiero compartir con mis lectores esta experiencia que ha resultado ciertamente de gran impacto en mi vida personal, profesional y también familiar (espero mostrar la relación de esta última idea al finalizar).

Junto a diversos egresados, de los programas de Licenciatura y Maestría, el día de hoy hemos efectuado un Panel para compartir nuestra experiencia como profesionistas en Ciencias de la Familia en el marco de la visita a México de Monseñor Livio Melina, Presidente Internacional del Pontificio Instituto Juan Pablo II.

Monseñor Livio Melina (Adria, Italia, 1952), es, además de Presidente del Instituto, sacerdote, profesor ordinario de Teología Moral, miembro ordinario de la Pontificia Academia de Teología y consultor de los Pontificios Consejos para la Familia y para la Pastoral de los Agentes Sanitarios. Ha sido el primer Doctor en Sagrada Teología del Matrimonio y la Familia, en resumidas cuentas: una autoridad para nosotros, quienes nos dedicamos al ámbito de la promoción de la familia.

Todo un reto y una gran responsabilidad haber sido seleccionado, entre tantos egresados con trayectorias tan diversas y apasionantes, para poder expresar lo que ha significado para nosotros este programa académico, lo que nos ha aportado en términos profesionales y personales, así como enumerar los retos y oportunidades que vislumbramos en la profesión que ejercemos y en la vida personal y familiar que deseamos madurar y enriquecer.

Ha sido para mí, junto a quienes han hablado de los ámbitos profesionales del servicio público, la empresa, la educación y los medios de comunicación, una gran oportunidad para compartir qué puede hacer un egresado de Ciencias de la Familia en el sector de las organizaciones de la sociedad civil en nuestro País.

Agradezco en especial a mi querido amigo Enrique Sarabia, de quien aprendo cada que puedo y cada que se deja, por compartir la participación en conjunto tratando de aportar a quienes nos rodean lo que nos ha sido dado, lo que nos han generosamente entregado para compartir con quien desee conocer el mensaje que nos ha sido encargado.

Ha sido también un fruto de esta jornada conocer en persona a Ale Diener, a quien ya frecuentaba por redes sociales (puedes seguirla en su twitter @AleDiener), y aprender de su estilo y estrategia para sumar en lugar de dividir en el momento de transmitir el mensaje trascendente de la importancia de la persona, el matrimonio y la familia.

Para no alargar de forma infinita esta entrada, quien tenga interés en conocer la línea general de mi intervención, podrá encontrar en el archivo adjunto las palabras que he podido construir para posicionar un mensaje que me parece por demás relevante: ¡la responsabilidad de la familia para consigo misma y para con la sociedad! Panel_Egresados_Hector_Sampieri

Al finaliza mi intervención, he analizado el reto de mostrar a la familia formas creativas para re-descubrir la responsabilidad que le es inherente a su misión de núcleo social, de primera célula pero, sobre todo, de hábitat para el ser humano, y me refiero aquí a una experiencia fundante de las más profundas realidades y necesidades humanas.

¿Tú, mientras lees estas palabras, cómo crees que podemos motivar a la familia a pensarse a sí misma? Tu respuesta, seguro estoy, me permitirá encontrar un camino para construir una respuesta propia, ¡espero tus comentarios y gracias por tu visita!