Comunicación, Educación, Era Digital

5 recomendaciones para conformar un Entorno Personal de Aprendizaje

Leía hace unos días una interesante colaboración del Profesor Enrique Dans, que criticaba de manera abierta, duro y a la yugular como solemos decir, la elaboración y uso, en el paradigma de la era digital y la sociedad del conocimiento, del libro de texto como una herramienta educativa concreta en versión electrónica. Pueden leerse aquí las interesantes, y hasta cierto punto polémicas, declaraciones de uno de los mayores expertos en Tecnologías de la Información y la Comunicación de habla hispana.

Podemos estar de acuerdo o en contra de las tesis que propone Dans, pero es cierto que la era digital, y el ideal de sociedad del conocimiento, presupone que el panorama ha cambiado en términos del proceso educativo, del aprendizaje y de cómo ahora, más que nunca antes, las personas podemos conducir nuestro propio proceso con ayudas considerables en el camino del entorno virtual y digital. No creo que debamos cantar victoria solo porque la tecnología progrese, pues en ocasiones anteriores el progreso tecnológico no ha supuesto de forma integral un progreso humano. Ejemplos muchos.

Sí considero que las Tecnologías de la Información y la Comunicación, adecuadamente contextualizadas y aplicadas dentro de los procesos educativos y de aprendizaje, contienen en sí mismas más ventajas que desventajas, y representan beneficios considerables en su uso y difusión. No solo suponen el acceso a la información y su uso aplicado, sino que nos presentan un panorama muchísimo más amplio del que vivimos hace apenas 20 años.

Para la mayoría de quienes son contemporáneos a quien esto escribe, los procesos de cambio y adaptación tecnológica llegaron a nuestras vidas prácticamente una vez concluidos los estudios universitarios; y hay hoy en día todo un cúmulo de nuevas generaciones que han integrado los avances, mejoras, programas, dispositivos, aplicaciones y software dentro de la vida diaria de la que no se excluye la dimensión educativa. Para quienes crecimos sin la clara influencia de las TIC´S en nuestro proceso educativo los estímulos que, a modo de entorno, influían en el aprendizaje pueden resumirse en este sencillo esquema:

Entorno Personal de Aprendizaje Antes de TIC´S
Entorno Personal de Aprendizaje Antes de TIC´S

El conocimiento, el uso del mismo incluso, estaba limitado a lo que obteníamos de estos ambientes que, al relacionarse a partir de necesidades concretas nuestras, conformaban un entorno en el que nuestro aprendizaje era posible. Sobre todo, el “monopolio” educativo estaba depositado en la institución escolar (y no creo que eso sea necesariamente algo del todo malo). Este fue el modelo con el que yo me formé, y con este aprendí a observar el mundo. Es este modelo, de estímulos limitados, el que tenía al libro de texto como pieza fundamental. Y este esquema, nos guste o no, se encuentra ya rebasado.

Al irrumpir la tecnología,  con sus progresos y mejoras, las posibilidades se multiplican. El acceso a la información tiene diversos ángulos, hoy no es problema como antes. El verdadero reto consiste en el discernimiento de la información, si lo pensamos un momento este es un verdadero desafío. ¿Cómo puede mostrarse el entorno, viral y multi estimulante del aprendizaje y conocimiento en nuestros días? Considero que la respuesta puede obtenerse revisando el esquema siguiente:

Entorno Personal de Aprendizaje con TIC´S
Entorno Personal de Aprendizaje con TIC´S

No es un esquema que automáticamente jubile al anterior, es un esquema que detona las posibilidades que anteriormente se vivían en un sentido “micro”, inmediato y limitado. Hoy en día las alternativas del aprendizaje, aunque por proceso formativo debe continuar en una óptica escolar, deben contemplar las variables, múltiples y conexas, que entran en juego no solo con el proceso de acceso a la información sino de reflexión y discernimiento de la misma. El aprendizaje en banda ancha, el aprendizaje en una verdadera autopista con miles y miles de conexiones, entradas y salidas, diversas; y esto, no para poner campanas al vuelo sino para verdaderamente aplicar transformaciones directas en la vida de las personas. Vendrán nuevos cambios, vendrá nuevas adaptaciones tecnológicas, esto solo es el comienzo. Estamos, me parece en el portal, de la verdadera era digital y a cada uno de nosotros corresponde aterrizar, dentro de nuestro contexto profesional y educativo, los beneficios de la tecnología.

En mi desarrollo profesional como conferencista la reflexión y uso, a través de diversas herramientas, de un entorno virtual que me permite aprender y generar contenido, ha sido una experiencia sumamente gratificante. Y por ello, a través de estas reflexiones, pretendo apoyar a quien desee sacar partido de lo que hoy tenemos frente a los ojos.

Si deseas dar forma a un Entorno Personal de Aprendizaje en la era digital te recomiendo 5 pasos concretos que puedes efectuar: 

  1. Definir los canales de acceso que tienes a la información e identificarlos plenamente. Esto te permitirá conformar un método propio, a partir de temas de interés y gustos personales y profesionales, para recopilar, coleccionar y analizar el contenido que no generas tú pero que “te llega” desde diversos ámbitos del mundo digital. ¿A través de que páginas o sitios obtienes información? ¿No las has identificado? ¡Ahora es cuando!
  2. Comentar, y me gusta esta siguiente palabra, “convidar” con otras personas cercanas y de tu interés la información que has “encontrado”. Esto fundamentalmente es el inicio de conversación que muchos efectuamos a través de redes sociales. Donde también podemos encontrar información y compartirla pues nos resulta representativa. Es necesario definir qué redes sociales conoces, cuáles te gustan más, cuáles son mejores para iniciar la conversación con otras personas. ¿Qué redes sociales prefieres y actualmente utilizas?
  3. Elegir aquellas herramientas que nos permiten iniciar la conformación de proyectos y actividades que den mejoras inmediatas a nuestra productividad y quehacer cotidiano. Si lo pensamos como una maquinaria, la información que hemos localizado y compartido, ante necesidades concretas (como puede ser conformar una conferencia o un taller, por ejemplo) se va materializando en algo nuevo que debemos diseñar. Es un conjunto de aplicaciones y herramientas que nos permiten ponernos a idear alternativas que aún deberán ser materializadas. Yo incluyo en este rubro hasta aquellas que miden el tiempo en que me conecto y cómo utilizo dicho tiempo, así como otras herramientas que me permiten administrar mis tiempos y diversos recursos.
  4. Definir los canales de conformación de contenido y los tipos de contenido que podremos dar a compartir con aquello que hemos recapitulado, analizado y transformado. A través de qué tipo de plataformas podremos dar forma al resultado de nuestro proceso de aprendizaje en función que se convierta en un proceso útil a nosotros mismos y a quienes nos rodean. ¿Cómo presentaremos el fruto de nuestro aprendizaje? Hoy en día las posibilidades son muchísimas: texto, audio, vídeo, combinación de todas éstas. ¿Cuál prefieres y cuál se te facilita?
  5. Por último, con el contenido nuestro, el que hemos conformado de forma interna, podremos entrar en una nueva fase de conversación social. Ya no solo “convidamos” a otros lo que pensamos y hemos generado sino que nos interesa compartirlo con todos aquellos que consideren relevante nuestra apreciación y aportación. Buscamos promover aquello que hemos generado no solo para compartir sino para obtener de dicho compartir, la retroalimentación se revela entonces como un producto concreto del aprendizaje que, ¡lo adivinaste!, nos permite dar continuidad al aprendizaje. Y entonces pareciera que el círculo se cierra, pero la verdad es que apenas inicia. ¿Mediante qué herramientas difundes el fruto de tu aprendizaje? ¿Cómo colocas en el interés de quienes te rodean la información que tú mismo has generado?

En el siguiente esquema te muestro, dentro de mi propia práctica, cada una de estas fases. Ojalá te sea de utilidad para hacer consciente tu propio entorno personal de aprendizaje en la era digital y en la sociedad del conocimiento.

Ejemplo de conformación de un Entorno de Aprendizaje
Ejemplo de conformación de un Entorno de Aprendizaje

¡Hasta la próxima! 

2 thoughts on “5 recomendaciones para conformar un Entorno Personal de Aprendizaje”