Comunicación

5 Beneficios para Conferencistas lectores

Cortesía Pixabay.Com

Si queremos profundizar en la necesidad de obtener el máximo beneficio de nuestro encuentro con los textos, es importante conocer a detalle cuáles son los beneficios que la lectura representa para el conferencista en desarrollo. En las entradas anteriores (Entrena tu lecturaAprovecha tu lectura y Organiza tu lectura)  de forma indirecta se hizo referencia a los beneficios de esta habilidad “preliminar”, para quien desea desempeñarse como conferencista.

Con la idea de ser concreto, resumo los beneficios de la lectura mediante la siguiente imagen:

Beneficios de la Lectura para el Conferencista
Beneficios de la Lectura para el Conferencista

1. Vamos a lo práctico

La lectura permite al conferencista obtener información concreta sobre un tema o asunto que deberá tratar con la audiencia. Es un primer paso, leemos para construir el fondo del mensaje que entregaremos respecto un tema.

En la medida en que “aumentamos” el acervo sobre un tema, que visitamos autores diversos en ideas y perspectivas respecto el tema de interés, es posible alcanzar el segundo beneficio del proceso lector. Consolidamos el conocimiento al tener una adecuada comprensión de aquello que se lee y que, en el proceso mismo, descubrimos cómo podremos integrarlo a nuestro mensaje. El ejercicio entonces es un poco más complejo, tel o resumo en una frase:

No solo consiste la habilidad lectora del expositor en construir un bagaje valioso de citas, autores, referencias y demás extractos de los textos revisados, sino en saber utilizar dichos recursos en los momentos adecuados dentro de las presentaciones y los mensajes a comunicar.

Sólo si hemos consolidado lo que hemos encontrado podremos entregarlo adecuadamente a la audiencia. Por eso suelen decir muchos que leer un libro abre muchas puertas, porque nos permite entrar a “nuevos mundos” donde podemos, con quienes nos escuchan aunque no piensen lo mismo, compartir un diálogo encaminado no a la confrontación en sí misma buscada sino a la realimentación de las ideas y del mensaje en sí mismo considerado. 

2. “No solo de información vive el conferencista”

Ocurridos en el tiempo los primeros beneficios, la lectura nos permite subir de “nivel” puesto que amplía la cultura general, entiendo por ella la capacidad de interarticular diversos conceptos en diferentes contextos y ante necesidades específicas, y sobre todo, ejercita la memoria. Cierto es que de unos años para acá, la memoria suele tener mala prensa. Podemos entender la memoria como una antesala de la inteligencia, requisito indispensable de la eficacia pretendida en la comunicación del mensaje.

Sin que pretenda que el lector recuerde de memoria todo aquello que lee, si considero que tener claridad sobre lecturas y autores será conveniente para el ejercicio de las metas comunicativas que todo expositor persigue.

Si sumamos todos los ingredientes, representados en beneficios concretos, obtendremos un detalle importante. La trascendencia, la cultivación del espíritu, del conferencista. Si un lector, que pretende comunicar de forma adecuada, tiene la capacidad de hacer comprender a quienes le acompañan algo que se revela complejo, si “puede contagiar” de aquello que ha encontrado y que ha analizado a conciencia se revelará ante quienes le escuchan como una figura de autoridad, en el sentido exacto de la palabra, en su sentido de entrega. Es la trascendencia de “la importancia del mensaje” y no del expositor que lo comparte.

¡Hasta la próxima! 

2 thoughts on “5 Beneficios para Conferencistas lectores”