Educación, Era Digital

Evernote: 5 beneficios de usar una libreta electrónica en el aula

Imagen obtenida del web de www.evernote.com/intl/es-latam/
Imagen obtenida del web de www.evernote.com/intl/es-latam/

¡Sí!, soy un convencido de los beneficios de la tecnología para el ámbito educativo. Pero trato de encontrar un equilibrio. No considero que lo digital reemplace lo presencial. Pienso más en una balanza que se adapta a las necesidades concretas de un mayor aprendizaje; una meta para alguien con rostro, con nombre y apellido. Hablo de beneficios directos para quienes nos acompañan en la clase, para quienes nosotros, como profesores, acompañamos en el terreno educativo por un trecho determinado.

Te comparto mi interesante experiencia reciente con el nuevo semestre iniciado utilizando una de mis aplicaciones favoritas Evernote.

Como seguramente recordarán los lectores, al finalizar las clases de mi semestre anterior inicié un proceso de reflexión con la idea de reelanzar la materia a mi cargo. En el intermedio de dicha reflexión, acompañé a algunos profesores del Colegio Salesiano y les hacía recomendaciones sobre cómo aprovechar la tecnología en favor de sus actividades dentro del aula. Insistía, a modo de slogan, en que como profesores necesitamos “adaptarnos” a la era digital pero no buscando una ruptura con todo lo relacionado a nuestra actividad, sino con una intención clara de “preservar”, y potenciar, lo que hacemos bien dentro de nuestras clases.

A la par del replanteamiento de actividades, sesiones y del propio programa magisterial, generé un método fácil para privilegiar el contacto con el grupo y la remisión de información. Dentro de mis carpetas de trabajo en Evernote, generé una nueva libreta dedicada a la materia. Y en ella he ido disponiendo lo siguiente en formato de notas:

  • Reseña de la introducción a la materia, incluyendo el acceso al programa magisterial en formato PDF. 
  • Bibliografía sugerida para aprovechar el curso. 
  • Reseña de cada una de las sesiones, con el material utilizado en clase (presentaciones, vídeos, audios, etc.).
  • Urls de mapas mentales y fichas, especialmente conformados para la clase.  
  • Lecturas y extractos de texto que complementan algunas de las sesiones. Si bien estas notas se presentan como independientes, se incluyen y relacionan dentro de las sesiones para que la información quede “conectada” a objetivos determinados. 
  • Sitios de interés, páginas, blogs, vídeos, relativos a los temas abordados en las sesiones consultadas.

La forma de compartir la información de la clase, atraviesa por dos fases, a mi modo de ver. La primera es que las y los alumnos, que no son usuarios de la aplicación, reciban una URL para que puedan acceder en línea a los recursos dispuestos. Al finalizar cada sesión, ya sea ese mismo día por la tarde o bien por la mañana del día siguiente, todo el grupo recibe el medio de acceso a la información. La segunda fase, necesariamente implica “compartir la libreta electrónica”, dar un pleno acceso a la totalidad de la información y no solo a las notas por serparado, a aquellos alumnos/alumnas que se inscriban como usuarios de la aplicación. En ese proceso estamos pues más de uno me ha pedido “invitaciones” para poder acceder en directo al contenido y aprovecharlo de mejor forma (siempre disponible para consulta, incluso sin conexión).

Para lograr estas dos fases, dentro de clase, se ha reservado un momento para mostrarles los beneficios de esta aportación tecnológica e inducirlos brevemente con el uso. Me interesa que cada una y cada uno de mis alumnos pueda descubrir el potencial de la era en la que acuden al ámbito escolar. 

En la presentación de dichos beneficios, que son los que recapitulo para los lectores del sitio, describo los siguientes de forma directa:

  1. Control de la información recibida y recopilada. Al recibir la información, cada usuario decide la forma de administrar lo que se le ha remitido. Y esto es una ventaja enorme. Explico. Anteriormente, en otras sesiones a mi cargo, los usuarios de la información, las y los alumnos, debían, además de preocuparse de la materia, dedicar un tiempo a organizar y conjuntar lo que como profesor les iba compartiendo. Al final del semestre podían encontrarse con muchos elementos sobre la mesa: antología de textos, sus propias notas de la clase, el programa magisterial, el temario, las presentaciones de clase, biblografías, citas, ejercicios, cuestionarios, tareas entregadas, etc. Ahora, con la libreta electrónica todos esos elementos están: A) En un solo lugar, aunque se tengan diversos dispositivos de acceso, b) Al alcance de un clic, con conexión o sin conexión, 3) Unidos por un hilo conductor previamente determinado, 4) Como recursos, listos para ser explotados. 
  2. Uso presente y futuro de la información recopilada. Si bien desde luego hay un efecto inmediato del uso de la información al corto plazo, pasar la materia y pasarla bien, existe un efecto positivo colateral: la posibilidad de emplear de mejor modo lo recopilado ya sea en otras materias o, y este es el detalle importante, en su vida posterior como egresados. Tendrán siempre, la información al alcance de la mano y podrán disponer de ella en cuanto lo necesiten o requieran. Recuerdo, yo como estudiante de licenciatura, la difícil decisión de saber con qué apuntes y material de mis cuatro años de estudio me quedaría y cuáles serían desechados por temas de espacio (¿cuántos de nosotros tenemos papeles y papeles guardados que no consultamos y no aprovechamos?). Elejí mal en varios casos; ¡se aprende!; perdí información valiosa que en su momento no supe valorar. Pero mis alumnas y alumnos ya no tendrán que “desechar” la información de una materia, podrá acompañarles en el camino de la vida personal y profesional sin ocupar espacio físico. Trascendencia digital en su favor.  
  3. Punto de partida. Toda nota, dentro de esta libreta, y dentro de las muchas otras que podrán conformar, es apenas el inicio de la carrera. Es la señal de salida y no un punto de llegada. La “conectividad” de esta época nos permite “profundizar” en el conocimiento y propiciar aún más el aprendizaje. Este es uno de los puntos que más debemos enfocar quienes incorporamos las TIC´S a nuestra práctica docente. Los medios digitales como punto de partida, como medio, no como fin en si mismo. Es un tema en ocasiones complicado: la vertiente “entretenimiento” en los medios digitales en muchas ocasiones opaca la vertiente “educativa”. Y debemos equilibrar esta desventaja. La interconexión entre conceptos, clases, vídeos, lecturas, reflexiones, proyectos, actividades, tareas, puede ser potenciada con las TIC´S una libreta electrónica, como la descrita aquí, pretende mostrar a las y los alumnos que el conocimiento, en esta #eradigital, o es interdisciplinario y “multimedia” o no será utilizable en la vida práctica. 
  4. Método de estudio digital. Ya lo dijimos brevemente antes. Toda la información está conjuntada en las notas que están relacionadas entre sí y conectadas por los objetivos del curso respecto la materia. La forma de estudio entonces puede utilizar la potencialidad de lo digital respecto la recopilación y sistematización de información, aprovechando la frecuencia de contacto con los conceptos e ideas. Mi generación estaba acostumbrada a estudiar de hojas, de resumenes, de esquemas, de “conexiones manuales” entre conceptos y sobre todo a estudiar tal vez con mucho y poco productivo empeño de forma previa a la fecha de examen (la maldición del “día antes”). El método de entregar las notas electrónicas, con toda la información de la clase, a modo de reseña fascilita que, quien lo revise y lea después de cada clase, encontrará mayor facilidad a su estudio previo a una prueba. La información que se revisó en clase, después de tres o cuatro semanas, no es una información “ajena” a la mente del alumno/alumna. El método de repaso, tan viejo como la educación en sí misma, se ordena a un estudio “disfrazado” y posibilitado por los mecanismos actuales de información.
  5. Uso “ejecutivo” de la información digital. Por último, amplio lo mencionado anteriormente. La información de una materia no se vuelve un expediente engorroso de papeles, hojas y apuntes difícil de transportar, organizar y consultar. Pueden buscarse, dentro de las notas electrónicas, palabras claves, etiquetas, citas concretas, presentaciones y cualquier recurso que se encuentre dentro de ellas potenciando lo que el estudiante “requiere” saber al momento mismo de efectuar la “busqueda”. Aprovechamos tiempo, reducimos uso de papel y garantizamos una mejor accesibilidad a la información de utilidad e interés en el momento mismo en que se requiere. 

Como puedes ver, los beneficios superan estos 5 elementos que he destacado pero lo verdaderamente importante es cómo puedes aprovecharlos. Por ello ¿Has utilizado como profesor alguna libreta electrónica como la que aquí se comenta? ¿Cuál ha sido tu experiencia? Estaré encantado que la compartas en los comentarios. Y si nunca te habías planteado estas ideas para tu práctica profesional te recomiendo:

  • Accede hoy mismo a Evernote y obtén tu cuenta.
  • Dedica un poco de tiempo a organizar cómo construirás tu información, aquí un ejemplo de mi “Mecanismo de Organización Personal“.
  • Consulta el canala de Evernote_Latam en Youtube: Da un clic aquí.

¡Hasta la próxima!