Familia, Mis presentaciones

Observar las estrellas

autoestima

Basta observar las maravillas inmensas que nos rodean para sentirnos en muchas ocasiones reconfortados. Pero tenemos poco tiempo para mirar lo importante. Pongo por caso un cielo estrellado, si es posible verlo en medio de los pendientes, la rutina, las complicaciones de la vida, no podemos más que conmovernos. Algo positivo se despierta en nosotros al toparnos con la inmensidad.

Acompáñame brevemente a una reseña de conferencia “Autoestima y Desarrollo Emocional en nuestros hijos”.

Observar las estrellas, admirarnos por ellas, se parece mucho a encontrar lo positivo y maravillarnos de ello en nuestros hijos. Quienes somos padres y madres de familia, tenemos en ocasiones por la tarea educativa  y formativa que desempeñamos “poco tiempo” para valorar lo que nuestros hijos significan. No solo no valoramos sino que nos olvidamos de hacer patenten ese valor ante ellos, de “validar” lo positivo que nuestros hijos e hijas son y representan.

Los papás y las mamás estamos llamados a ser testigos, a dar fe, de la bondad y belleza que reside en nuestros hijos. Pero en muchas ocasiones estamos distraídos. Preocuparnos por las emociones de nuestros hijos puede ser un camino para admirar juntos la inmesidad que la vida significa. Si nos admira la fuerza de la inmensidad en la naturaleza, no podemos dejar de impactarnos por la inmensidad del misterio de la paternidad y la maternidad.

Gracias a la amble invitación del Instituto Juan Pablo II para la Familia, sede México, pude presentarme con papás y mamás de Preparatoria del Instituto Cultural Sucre. Siempre un honor y gusto encontrarme con la Familia Carmelita.

A través de nuestro diálogo reflexionamos, me parece que de buena forma, con la necesidad de contrastar nuestra “teoría” de ser padre y ser madre, con la práctica que ejecutamos. Si nuestros hijos e hijas son, efectivamente, nuestros hijos e hijas ¿qué debemos hacer como sus padres y o madres?, ¿qué nos corresponde para apoyar el desarrollo de una autoestima saludable y para “encuadrar” de adecuada manera las emociones en su vida?

Espero que estas reflexiones sencillas hayan sido de utilidad para la audiencia y para quien se acerque a esta reseña. Comparto el material utilizado por si puede tener un uso adeacuado.

¡Hasta la próxima!