Comunicación

Cómo iniciar con fuerza tu #conferencia

Speaker
Focaliza la atención desde el inicio de tu conferencia

El amor a primera vista, no solo es una aspiración de los enamorados. Los que exponemos ante público quisiéramos tener la oportunidad de ese deleite con nuestros públicos. Quisiéramos, y no me dejaran mentir quienes practiquen este arte, que nuestra sola presencia y porte fueran el principal gancho, además del tema y título de la presentación, que nos favoreciera en temas de atención, interés y participación de la audiencia.

Si bien hay un impacto inicial, que puede ser positivo o negativo, y que depende, en gran medida de la comunicación no verbal, quiero decirte que el amor se conquista con el trabajo árduo y la preparación. Por ello quiero compartir contigo 4 útiles recomendaciones para iniciar con fuerza tu próxima conferencia y favorecer el afecto del auditorio hacia tu persona.

4 recomendaciones para que tu #conferencia inicie de forma genial

1. Presentación

Busca detalles personales que puedas compartir con el auditorio. Si bien en la presentación de tu persona por parte de los organizadores, es importante la lectura de alguna semblanza o nota curricular (evita, por cierto, la lectura de un CV en forma; una hoja de vida muy larga podrá generar un efecto contrario; al finalizar el post te comparto un ejemplo de mi semblanza) es importante que busques una manera de acercarte al auditorio que rompa el hielo y genere una cercanía; que nos haga entender tu presencia en un encuentro de tú a tú, sin tanto formalismo.

Brinda algo de ti, desde el inicio. Esto favorece que la audiencia te perciba cercano, empático y reflejará que, aunque el tema que abordarás sea serio y formal, quienes te acompañan pueden reconocer en ti a una persona que, como ellos, tiene una identidad y un deseo de compartir un momento especial que se transforme en información útil y oportuna.

No olvides agradecer, de inicio y por adelantado, su participación contigo en ese momento. Recuerda que te debes a ellos y que sin ellos tu exposición no tendría sentido alguno. Muchos probablemente han dejado algo importante y valioso para ellos con tal de estar ahí por lo que iniciar agradeciendo la disposición siempre será un asunto de delicadeza de tu parte. Los auditorios reconocerán este gesto pues podrán ver que haber dejado por unos momentos el programa favorito, el tiempo libre, otro compromiso social, a la esposa o esposo, a los hijos, a los alumnos, tendrá cierto sentido al encontrarse con alguien agradecido por su presencia.

2. Enganche

Inmediatamente después de tu presentación, procura “romper la inercia” de exposición del tema con alguna historia, reflexión, anécdota o breve descripción que, en primera aparicencia, no tenga nada que ver con el tema en sí mismo. Iniciar una conversación de un tema que te apasiona generalmente tiene por apertura algo de lo que ha sucedido en la vida real y que nos lleva a meditar o reflexionar sobre el tema de interés.

Esta pequeño recurso, que no debe ser largo y extenuante, funcionará como una poderosa analogía. Ellos esperan que al terminar tu presentación personal inmediatamente te metas al tema. Por el contrario, tu empezarás a mencionar algo que no tiene aparentemente ningún sentido con lo que hoy se revisaría. Esa contradicción mental que el auditorio detectará funciona como un poderoso enganche al tema. Una vez que termines este recurso, deberás siempre relacionar a la conferencia, al tema. Como toda analogía deberemos mostrar la semejanza con nuestro tema y objetivo a abordar.

La historia, o pequeña anécdota, debe tratar de conformarse a partir de quienes te acompañan en la conferencia. Adaptar este ejemplo al público que te acompañará lo hará ciertamente más eficaz. Debe ser plenamente motivante para quien te escuche. Puedes recurrir a notas famosas en el momento, a noticias que en ese momento estén en “circulación” o a gustos o intereses previamente determinados en tu audiencia. Para ello es importante que puedas “analizar a tu audiencia“.

3. Objetivos y metodología

Una vez que has “enganchado” el interés con tu práctico recurso previo, y que has tenido una presentación inicial eficaz, aún te faltan algunos detalles para dar por inicio la exposición del tema. Recuerda que buscamos que inicies con toda la actitud y energía y si bien los dos pasos previos te llevan en dicha dirección, es importante que puedas brindar una  adecuada “introducción” a tu conferencia. 

Compartir los objetivos que persigues con tu exposición y hablarles sobre cómo trabajarás, los subtemas que abordarás, el material multimedia que emplearás, ayudará a “brindar poder a tu audiencia”. Ellos sabrán lo que sucederá a continuación por lo que podrán “reducir su ansiedad” de no saber a ciencia cierta lo que harán en el tiempo en que te escucharán. Debo aclarar que esto en modo alguno significa “vender” por anticipado la escena de tu conferencia, únicamente haces conciencia en la audiencia para que aprovechando la información y formación que compartirás ellos puedan reconocer la utilidad de lo que recibirán a cambio de su atención y participación.

Siempre recomiendo que los objetivos no se expresen de modo “académico”, sino como una expectativa personal de tu parte hacia la audiencia. Un voto de confianza del experto que está convencido de que la información que hoy se revisará puede cambiar positivamente a la audiencia. Un ejemplo:

Deseo sinceramente que las cuatro recomendaciones que ahora vemos a detalle puedan ayudarte a tener mejores presentaciones y que, teniendo un inicio fenomenal a través de la implementación de estas ideas, seas capaz de impactar positiva y efectivamente a quienes te acompañen en cada conferencia. Creo que esta información puede serte de utilidad; la comparto sin reserva a sabiendas que tú, con tu experiencia y conocimiento, podrás darle un excelente uso en beneficio de los públicos que te escuchen de ahora en adelante.

4. Negociación

Por último, ahora sí antes de iniciar el tema, es importante que hagas conciencia en el auditorio de tu compromiso y del compromiso que requieres de ellos para poder desempeñarte adecuadamente. Es un proceso de socializar normas mínimas que te permitan ejecutar la conferencia como está considerada en tu planeación y preparación previa.

Primero brinda un compromiso en los siguientes términos generales:

Para lograr el objetivo que nos hemos propuesto, y que comentamos previamente, prometo poner a tu servicio todo mi conocimiento, experiencia y habilidad. Te garantizo que de mi parte no quedará dormido el interés por compartirte esta información que hoy te traigo y que estoy seguro puede hacer la diferencia en tu vida.

Posteriormente, pide en ellos esas actitudes que te permitirán trabajar: ¡la atención y participación!. Con ello previenes la distracción y los haces partícipes en el momento comunicativo que se vive.

Yo prometo dar lo mejor de mí como expositor, pero necesito que tú, cada uno y cada una, puedas apoyarme con tu atención y en determinados momentos con tu participación. Si tú y yo ponemos de nuestra parte esto puede convertirse en un evento perdurable en el tiempo. Tanto tú como yo recordaremos esta sesión como una actividad productiva y enriquecedora. Necesito de ti y quiero hacer patente que pido ahora tu apoyo antes de iniciar con el tema.

Haz patente este compromiso y ¡cúmplelo!, dales en terminos de tu ejecución un momento perdurable en términos de eficacia comunicativa. 

————————————————————————–

Si has podido efectuar estos cuatro pasos te encontrarás con lo siguiente:

  1. La audiencia reconoce al expositor como una persona igual que ellos que está dispuesta a compartir sus conocimientos y experiencia en beneficio de quien le escucha.
  2. La audiencia reconoce la importancia del tema y ha comprendido la utilidad del mismo a partir del enganche efectuado.
  3. La audiencia tiene una idea general de la presentación que verá, comprende los momentos y reconoce el beneficio que recibirá si participa activamente.
  4. La audiencia se compromete con el expositor, apoyándole, a través de actitudes concretas que permiten el desarrollo de la conferencia.

Con estos elementos, con este dedicado encuadre y marco de referencia, tendrás sin duda alguna un inicio de fuerza en tu #conferencia que te permitirá “anclar el mensaje” con tu audiencia. Soy un verdadero creyente de que esta forma de iniciar podrá representar una apertura diferente a la que las auditorios están acostumbrados y que la comunicación eficaz será un objetivo evaluable en tu participación.

Te comparto lo siguientes recursos complementarios:

Ejemplo de mi Semblanza_2016

Este breve resumen del post:

iniciar

Ya en este espacio, en ocasiones anteriores comenté algunos detalles sobre el “cierre” de tu conferencia. Checa lo que decía entonces por aquí.

 ¡Hasta la próxima! 

1 thought on “Cómo iniciar con fuerza tu #conferencia”