Liderazgo

Mentes Líderes

Gardner

Te presento hoy una de mis más grandes influencias para articular el sentido humano del “Liderazgo Transformador”; en la reseña de textos del Blog hoy nos toca presentar a Howard Gardner.

Si has estado has escuchado hablar de las “inteligencias múltiples”  este autor no te resultará seguramente desconocido. Creo que, en la articulación de sus ideas y en el planteamiento general, en el ámbito educativo y de desarrollo personal mucho debemos a Gardner en el proceso de enteder cómo las personas podemos aplicar diversos tipos de inteligencia y cómo esa posibilidad en su conjunto detona las posibilidades inmediatas de desarrollo. Pensemos por ejemplo en un equipo donde cada quien puede aportar su inteligencia particular armonizando con la inteligencia de los demás, el resultado de actividad o productividad cuando menos sería “destacado” para no caer en la tentación de nombrar a todo como “excelente”.

Este texto, si bien no se centra en las “inteligencias múltiples” como una especie de secuela teórica de lo ya ofrecido, se nos presenta a un Howard Gardner mucho más maduro, ya desde luego famoso y prestigiado, que trata de aterrizar en la vida presente la historia personalizada de habilidades inteligentes, en personas concretas que supieron marcar un ritmo distinto al mundo que les tocó vivir. Es esta una biografía del liderazgo y de sus posibilidades. En la vida de sus protagonistas podemos reconocer la “aplicación” de la inteligencia como una cualidad específica de quien detenta una posición destacable dentro de un grupo y/o comunidad. Es la continuación, y además la cereza del pastel, de dos trabajos previos: por un lado “Mentes creativas” y por otro “La mente no instruida: cómo piensan los niños y cómo deberían enseñar las escuelas”. Este es el cierre de un camino personal del autor que nos comparte a sus lectores y del que podemos aprender considerables conceptos y herramientas específicas.

A mi modo de ver las cosas, la principal contribución del texto radica en la perspectiva de considerar al líder como historia que se encarna y que puede transformar positivamente su contexto. El líder es, sobre todo otro atributo, el narrador de una historia que debe compartirse desde la confianza, el ejemplo y la coherencia. 

El texto está estructurado en tres partes que funcionan adecuadamente como un rompecabezas y que nos ofrece en primer lugar un contexto determinado, un breve tratado del liderazgo, posteriormente la vida de los líderes propuestos como “mentes líderes” en diversos campos y naciones y, por último, una conclusión de esta habilidad social como un indicador del futuro y de la posibilidad del ser humano.

A continuación te presento el esquema general del texto (te señalo en rojo la parte más jugosa a mi entender, da un clic para reproducir en GoConqr):

Una anatomía del liderazgo a partir de historias concretas
Una anatomía del liderazgo a partir de historias concretas

Dejo para muestra un botón:

“La huella definitiva del líder depende  de forma muy importante de la historia particular que relata o encarna, y de las recepciones de dicha historia por parte de los auditorios (o colaboradores o seguidores). Lo que vincula a los once individuos con los que empiezo, y la veintena de otros de este siglo cuyos nombres podrían haber sustituído fácilmente a los suyos, es el hecho de que lograron una historia que funcionaba para ellos y, a la postre, también para otros. Contaban historias -con muchas palabras- acerca de sí mismos y sus grupos, sobre dónde venían y adónde se dirigian, sobre lo que había que temer, combatir y soñar. Mi análisis del liderazgo empieza por centrarse, por tanto, en historias transmitidas por líderes representativos”.

Los datos de la obra por si deseas adquirirla:

GARDNER, Howard., Mentes Líderes. Una anatomíadel liderazgo., Ed. Paidós, Madrid., 2011., p 463., ISBN: 978-84-493-2489-5

¡Hasta la próxima!