Libros, Lectura, Reflexión
Comunicación

Tips para mejorar tu #lectura

Libros, Lectura, Reflexión
                             Reflexiona en el lector que eres y que puedes ser

Soy de esos lectores a la antigua. Que suelen todavía tener ejemplares en papel, que hacen listas de adquisiciones y que suelen registrar, y remembrar, los autores revisados. He encontrado en la lectura no solo entretenimiento, también opciones de desarrollo y mejora en mi actividad profesional. Recomiendo la lectura, en dosis abundantes y sin refreno, si usted quiere ser conferencista y poder impartir cualquier tipo de mensaje frente a cualquier tipo de auditorio

Con la idea de acompañar tu reflexión sobre tu experiencia lectora, te presento ahora verbos claves para potenciar tu lectura :

Cortesía Pixabay.Com
Cortesía Pixabay.Com

Como toda disciplina la lectura exige constancia en la práctica, pero también solicita diversidad en la cotidianidad. No se trata que todos los días busques terminar un texto, o que todos los días leas sobre física cuántica e investigación científica rigurosa. Puedes recurrir a lectura de diversas fuentes (libros, revistas, portales y sitios web, etc) y sobre diversos temas. Aquí es importante una anotación: en primer lugar determina una lista de tus temas de interés, pero no te cierres a que, en un segundo momento, puedas consultar algo diferente para cambiar la perspectiva.

Consulta esta entrada y obten un primer indicador para tu entrenamiento consciente como lector con un práctico sitio web que puede ayudarte. (Seguir leyendo)

Aprovecha tu lectura
Cortesía Pixabay.Com

No solo se trata de leer, se trata de encontrar sentido a lo que leemos. Tanto en lo personal como en lo profesional la lectura es una ventana a un mundo nuevo. Siguiendo con las recomendaciones prometidas, hoy te entrego algunas ideas que pueden ayudarte a aprovechar mejor cada una de tus lecturas.

Consulta esta entrada para obtener una reflexión sobre los tipos y niveles de lectura, y te presento dos aplicaciones que pueden ayudarte a sacar el mayor provecho de las letras que te encuentras y que llaman tu atención. (Seguir leyendo)

La lectura es similar a la cocina: el orden y cantidad de los ingredientes tendrá efectos directos en el resultado de la receta que se utiliza para alcanzar ese platillo deseado que quiere probarse, compartirse y, sobre todo, repetirse. Si lo pensamos detenidamente, muchas de nuestras actividades, para lograr cierto beneficio, precisan un específico tipo de ordenamiento, una serie de pasos y momentos, que nos permiten alcanzar la satisfacción respecto lo realizado. La lectura, como proceso, no tiene por qué ser ajena a esta realidad. Sin embargo, es algo tan cotidiano, que lo solemos pasar por alto y con ello los beneficios del proceso lector no se ordenan a un objetivo en concreto. 

Consulta esta entrada para revisar cómo puedes asignar tiempos y metas concretas para la lectura, te presento, además, tres aplicaciones que pueden ayudarte en esta tarea.  (Seguir leyendo)

¡Hasta la próxima!