Comunicación

Conferencistas artesanos

Un buen conferencista, un comunicador eficaz, antes que otra cosa, debe esmerarse en asumirse como un artesano en el uso de la palabra

Debe hacer de su oficio una verdadera artesanía con las propiedades de dicho trabajo: paciencia, perseverancia, técnica, habilidad y aprecio por cada parte del proceso creativo en el que se encuentra. No solo es desempeño corporal y verbal, sino que esta actividad es disciplina de la mente para transformar la realidad mostrando su belleza a quien desea abrir mente y corazón.