Liderazgo organizacional
Liderazgo, Mis presentaciones

Jefes vs Empleados

Jefe y empleados
La necesidad del Encuentro en el Ámbito Laboral para lograr objetivos concretos

La relación entre jefes y empleados, si no se encuentra debidamente enmarcada en principios y valores de acción y no se alimenta de una perspectiva positiva, corre el riesgo de conducir a momentos tensionantes que, poco a poco, van complicando el ambiente laboral hasta, en no pocas ocasiones, contaminarlo seriamente. ¿Cómo tener una buena relación con tu jefe? ¿Cómo tener una buena relación con tus colaboradores en un proyecto u organización específica? 

Gracias a la amable invitación de Cenyeliztli A.C., dentro de su programa Sembrando Valor, pude presentarme con empleados de una compañía privada para compartir algunas recomendaciones para enfocar, desde un nuevo ángulo, el trillado tema de los conflictos que pueden existir entre jefes y colaboradores y entre colaboradores y jefes.

Durante esta presentación busqué tres objetivos concretos:

  • Que los participantes identificarán las áreas de mejora personal, tanto de jefes y empleados, para alcanzar mejores relaciones dentro del ámbito laboral,
  • Que los participantes reconocieran la oportunidad de Encuentro entre personas que supone la vida interna de la organización,
  • Que los participantes valoraran la posibilidad de dar lo mejor de cada uno dentro del encuentro interpersonal.

Para lograr estos objetivos, busqué agrupar las percepciones más frecuentes que los empleados tienen de los jefes y éstos respecto sus colaboradores. En general, propuse tres visiones concretas por cada rol; éstas tienen como vaso comunicante una perspectiva negativa del “otro”, y están pensadas para retratar algunas de las principales razones de tensión y molestia en este tipo de relaciones interpersonales dentro del ámbito laboral. Probablemente hay muchas otras, pero quise únicamente poner a consideración de los participantes para motivar su reflexión estas que ahora menciono:

  • Perspectivas del jefe
    • Las instrucciones no atendidas
    • La respuesta deficiente del equipo
    • La iniciativa ausente del equipo
  • Perspectivas del empleado
    • Falta de claridad en instrucciones del jefe
    • Malas formas y tratos del jefe
    • Límites difusos que el jefe no resuelve

Me parece que son puntos de vista, no necesariamente benéficos, que se encuentran “detrás del escenario” de una relación interpersonal entre el jefe y sus empleados. Esto puede conducirnos, cuando se contraponen de forma constante las perspectivas, a un verdadero choque de trenes que habrá de dejar más afectados en el contexto que solo los “dos maquinistas”.

Muestra contenido audiovisual
Instrucciones – Respuesta – Iniciativa Vs. Falta de claridad – Malos Tratos – Confusión

Todos en algún momento, dentro de un ámbito laboral independientemente del rol, hemos podido expresar algunas frases que “caricaturizan” las perspectivas consideradas y que podrás descubrir en la presentación que anexo:

¿Cuál es la propuesta para mejorar la calidad de la relación interpersonal? Un cambio de actitud, tanto de jefes y empleados, donde estén dispuestos asombrarse de lo que el otro puede aportar. Donde podemos reconocer y validar las cualidades y posibilidades de las personas con las que compartimos tanto tiempo de nuestras vidas en la conformación y logro de objetivos laborares definidos. Esta actitud de asombro puede conducirnos a vivir un Encuentro.

Un Encuentro verdadero, vínculo interpersonal basado en la confianza y en el respeto, se construye y alimenta desde lo positivo que cada uno de los involucrados puede aportar. Solo desde ese espacio creativo y abierto, con profunda admiración por quien se es y por los otros que, aunque juegen un rol diverso, son como yo, puede una relación entre jefe y empleado encaminarse a una vía de desarrollo y satisfacción.

Espero que te sea de utilidad, si quieres llevar esta conferencia a tu organización puedes contactarme mediante este formulario y te haré llegar una propuesta personalizada y accesible a tus necesidades:

¡Hasta la próxima!