Coaching, Motivación

Saborear

Imagen motivacional 2 enero 2018
#Expectativa, #Anhelos, #Experiencias

¿Qué busco con esta imagen?

  • Ayudarte a considerar las experiencias que vivirás a lo largo de este nuevo ciclo, como ese sabor de boca preferido que tiene significado para ti.
  • Apoyar tu reflexión respecto las expectativas, alineadas a tus objetivos, que te permitirán mantener la motivación y la concentración por aquello que anhelas.

Saborear

No solo acumulamos experiencias y vivencias a lo largo de un año en nuestras vidas. También les encontramos significado, les proporcionamos un sentido específico que puede ayudarnos a mantener nuestra motivación y entusiasmo por aquello que queremos. Encontrarle sentido a las experiencias, se parece mucho a cómo saboreamos los alimentos que nos agradan.

Si este año nuevo, que aún acompañamos en sus inicios, tuviera un sabor definido: ¿qué sabor en concreto quisieras experimentar? ¿Que gusto quisieras que te quedara en la boca después de transcurridos 365 días?

Alarguemos un poco esta analogía y reflexiona ahora:

¿Cuántos sabores reconoces?, ¿Cuántos te provocan agrado?, ¿Cuáles desagrado?, ¿Cuáles NO puedes dejar de probar?, ¿Cuáles disfrutas de vez en cuando?, ¿Cuáles ya no podrás probar de la misma forma de nueva cuenta?, ¿Cuáles te emocionan al pensar en la próxima ocasión en que podrás disfrutarlos?, Si tu vida se definiera por un sabor en concreto, ¿cuál sería?

Incluirle sabor a nuestras metas

Como recordarás hemos abordado recientemente, en entradas anteriores de este espacio, algunos elementos para apoyar la #planeacion2018 y #metas2018. El problema no es solo plantearnos metas importantes, sino plantearlas bien y darles un adecuado seguimiento.

Las metas no deben quedar expresadas únicamente en bonitos y decorativos propósitos; en ese desafío, el sabor que deseas se vuelve un fuerte componente para tu motivación personal. Ahí, en el día a día, en el campo de batalla donde procurarás alcanzar lo que quieres, el acto de saborear experiencias y vivencias puede apoyarte para no perder el impulso con el cual has iniciado este ciclo.

Tu ámbito profesional y personal, el espacio donde creas tus proyectos y posibilidades, tendría que parecerse a una funcional cocina y a una robusta y completa alacena. En el hecho mismo de preparar tu vida, es importante considerar los sabores que deseas experimentar. Los sabores que puedes inspirar para ti y para otros. No es solo preparar el menú, es disfrutar la elaboración y planear el impacto que deseamos alcanzar comprobando la satisfacción que brinda el sentido que le hemos dado a lo vivido.

Siéntate a comer

En diciembre próximo, con el camino andando, te sentarás a comer y a disfrutar lo que has preparado: ¿a qué te sabrá el primer bocado?, ¿con quién quisieras compartir lo que has logrado?, ¿cómo podrás aprender del deleite de saborear lo emprendido y regocijarte por lo realizado?

¡Buen provecho y hasta la próxima!