imagen post autodisciplina

7 recomendaciones para tener más disciplina

#prisa, #movimiento, #disciplina

*Por Edith Gómez Colaboradora Invitada

La definición de disciplina reza lo siguiente: conjunto de reglas o normas cuyo cumplimiento de manera constante conducen a cierto resultado. Se puede decir que es un resumen bastante pertinente. Cuando vemos a los atletas en distintos deportes romper impresionantes récords, las personas hablan acerca de lo talentosos que son, pero más allá del talento prevalece la disciplina que cada uno de esos atletas tuvo que haber puesto para poder alcanzar su meta.

¿Talento? ¿Disciplina?

El talento sin disciplina es un desperdicio muy grande, debido a que será esa segunda cualidad la que logrará que podamos engrandecer las virtudes que ya poseamos para que podamos hacer cosas importantes con ellas. El talento es algo con lo que nacemos, mientras que la disciplina se puede cultivar de manera consciente.

De hecho, para poder lograr reunir todas las características de los emprendedores exitosos según Gananci, se requiere disciplina, ya que si bien no todos nacemos con ellas, si tenemos la capacidad de aprenderlas y desarrollarlas a través de la disciplina y el esfuerzo consciente.

Quizá te has topado con persona que tienen grandes talentos o ideas geniales que tienen tremendo potencial, pero se quedan en eso, simplemente ideas o simplemente dones que no son desarrollados porque tenerlos no es lo único que se necesita para triunfar. De la misma manera podemos conocer gente que aunque pensemos que no cuentan algo extraordinario, si tienen un gran impulso y una disciplina inamovible ¿Quiénes de estos dos grupos de personas crees que tienen mayores probabilidades de alcanzar sus sueños?

Definitivamente el segundo grupo. Esto ocurre porque aunque cada persona es única y tiene cualidades especiales, la competencia es grande en cualquier área en donde quieras destacar, por lo que si quieres sobresalir por encima del promedio, se requiere que entregues más del 100%, que te atrevas a ir más allá, a donde los otros no llegan por miedo a salirse de su zona de confort o por muchas otras razones.

Normalmente la disciplina es justamente esa cualidad extra que te ayuda a agregarle valor a todas las cosas que puedes hacer.

Es una lástima ver personas con talentos verdaderamente buenos, útiles y relevantes, pero sin disciplina, porque cuando esto les falta, los que sí son disciplinados los pueden superar incluso sin contar con esos dones, solo al proponérselo.

La disciplina es una palabra que escuchamos desde niños. En la escuela nos decían que debíamos ser disciplinados, lo que significaba llegar a tiempo, entregar las asignaciones y portarnos según las reglas del aula de clases. A los padres les dicen que deben disciplinar a sus hijos si quieren criar individuos valiosos y útiles para la sociedad. Normalmente esa disciplina se asocia con lo de ser estrictos y colocar normas de comportamiento y convivencia en casa.

De lo que poco se nos habla es de la auto-disciplina. La razón por la cual muchas personas la ignoran es porque creen que al tener que regirse por tantas reglas en diferentes lugares, lo mejor es que ellos mismos puedan darse libertades en vez de cercenarse a sí mismos, pero la auto-disciplina no se trata de eso, al contrario. De hecho, a través de ella puedes lograr mayores libertades porque la misma te impulsa a desafiar tus límites.

Cuando tienes la capacidad de ser disciplinado contigo mismo tendrás más posibilidades de alcanzar las metas que te propongas, pero el chiste está en saber cómo hacerlo.

¿Cómo te conviertes en una persona con mayor disciplina?

1.- Elige el área en la que quieres tener disciplina: si estás leyendo esto, lo más seguro es que tengas en mente un área en la que quieres mejorar. Quizá quieras alcanzar mejores calificaciones en tus estudios, llegar a ese ascenso en tu trabajo o mejorar tu cuerpo a través del ejercicio. Puede que incluso tengas más áreas, pero lo mejor es que comiences por una y luego esa autodisciplina que vayas cultivando podrás aplicarla en cada lugar donde lo necesites.

2.- Créete capaz de hacerlo: la confianza en tus capacidades es fundamental, y según Gananci es una de las claves necesarias para tener éxito.

3.- Manteniendo el enfoque: si ya sabes lo que quieres y estás en el camino a lograrlo, tener la mirada puesta en el resultado te ayudar a seguir firme en tus pasos para alcanzarlo. Nunca podrás auto-disciplinarte si no estás convencido de lo que quieres alcanzar porque esa será una de tus motivaciones principales para la acción.

4.- Haz una lista: la constituirás con las pequeñas acciones que necesitas hacer para acercarte a donde quieres estar. Por ejemplo, despertar 20 minutos antes todos los días. Puede que esta sea una acción pequeña, pero a medida que la cumplas y te mantengas firme, te seguirás creyendo capaz y podrás agregar acciones un poco más difíciles a tu lista.

Muy, muy importante:

5.- Ejercita tu fuerza de voluntad: todos la tenemos, lo que pasa es que no todo el mundo está consciente de ella, pero para que la misma florezca necesita ser ejercitada. Esto solo se logra poniéndola en práctica, no hay atajos ni otras maneras. Mientras más uses tu fuerza de voluntad mayor confianza irás ganando y verás cómo eres capaz de lograr mayores y mayores cosas.

6.- Considérala algo positivo: todo comienza en la mente. Si tienes una percepción negativa de la disciplina ofrecerás mucha más resistencia, por lo que será mucho más difícil regularte para ponerla en práctica.

7.- Equilibra: cuando eres disciplinado contigo mismo tendrás muchas satisfacciones de metas alcanzadas, pero esto no es lo único importante en la vida. El equilibrio debe estar presente en todo y así como te autodisciplinas para no procrastinar -por ejemplo- también puedes consentirte en los momentos adecuados para ello.

En resumen

La autodisciplina significa tener estrategias y aplicarlas, contra viento y marea, siendo un poco estricto con tus distracciones, pero no significa que no puedas relajarte o pasarlo bien, el equilibrio es la clave.


Puedes ver una colaboración previa en Haz y Aprende de Edith Gómez, dando clic en el siguiente enlace: “¿Cómo motivarte a ti mismo para alcanzar tus objetivos?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: