Ciento ochenta y cuatro días

Han transcurrido desde el primer día de julio de este año que estamos hoy mismo por despedir.

Representan la materialización en el tiempo de una nueva encomienda, la más alta distinción profesional que he recibido, y he invertido el tiempo en aprender, escuchar y contemplar. He debido enfocarme, disponer la atención al 100%. ¡No podía ser de otra manera!

Ello, sin embargo, ha dejado un poco desolado este espacio. Que aunque sigue siendo visitado amablemente por los lectores asiduos y primerizos, debe entrar en una nueva fase de producción de contenido para continuar aportando valor en los temas de interés para la que he denominado la década del acompañamiento personal.

Ante la agenda y actividades diversas que ya se asoman en el calendario, podré renovar mi compromiso con los visitantes de este espacio para ofrecer, por lo menos, una publicación mensual en el blog y continuar actualizando el sitio en las diversas páginas que lo componen.

Agradezco de modo especial a todos aquellos que me han acompañado en estos primeros seis meses de trabajo y actividad en la gestión universitaria. Siempre agradecido por sus palabras y sus oraciones que sostienen cada uno de mis pasos.

Quiero desear a todos mis lectores un gran año en este 2022, que sea oportuno y de provecho, a pesar las difíciles circunstancias que seguimos atravesando, y que nos permita reunirnos nuevamente en letras, proyectos, ideas e iniciativas.

FELIZ AÑO NUEVO

Acerca de Héctor Sampieri

Conferencista, Coach y Mentor de Comunicadores Eficaces. Ayudo a personas y organizaciones a capitalizar su experiencia en beneficio de su desarrollo.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: