Coaching, Motivación

Alcanzar

Imagen motivacional enero 3 2018
#Resultados, #Proceso, #Cambio, #Desarrollo

¿Qué busco con esta imagen?

  • Ayudarte a identificar el desarrollo personal como un proceso que se logra a partir de la motivación por alcanzar metas definidas.
  • Brindarte un punto de consideración respecto el avance actual del camino que has planteado para tu vida.

Alcanzar

Seguimos buscando algunas perspectivas de reflexión y análisis entorno a la #planeación2018, y ahora quisiera apoyarte planteandote la reflexión e invitándote a la observación de tu desarrollo personal.

Cuando emprendemos el camino del cambio, de la mejora personal, muchas veces lo hacemos por algún “pretexto” determinado y concreto. Esos pretextos bien pueden ser nuestra metas, si es que hemos puesto fechas a los sueños, o pueden ser nuestros sueños, si es que no hemos logrado aterrizar las ilusiones en la vida práctica. Existe en cualquiera de los casos un deseo de “movimiento”: queremos “ir de aquí”, donde estamos ahora, para “allá”, donde sabemos que podemos y debemos estar.

Las personas que se plantean metas y objetivos tienen claro a dónde quieren llegar, un gran primer paso “enfoque”, pero en ocasiones olvidan que lo que pasa en el camino, lo que sucede en el movimiento, tiene mayor relevancia incluso que el objetivo en sí mismo considerado. Y por no tener la mirada atenta al caminar de aquí para allá, pueden experimentar que han perdido enfoque y que las metas planteadas pierden relevancia conforme el tiempo, pero no ellos, avanza sin tregua. No solo es querer alcanzar algo, es lo que sucede en nosotros al buscarlo y al generar estategias y alternativas concretas para lograrlo lo que debería concentrar nuestra atención.

¿Cómo eres cuando persigues algo que deseas y/o necesitas?

Reflexiona unos momentos a partir de las siguientes preguntas:

¿Qué tipo de persona eres cuando estás buscando conseguir algo?, ¿Cuáles son tus fortalezas en la labor que emprendes?, ¿Cuáles son tus debilidades al buscar con dedicación y ahínco ciertos objetivos?, ¿Cómo aprecias y aprovechas las oportunidades que el contexto te brinda para lograr lo que deseas?, ¿Cómo enfrentas los desafíos externos que te obstaculizan el logro de tus metas?

Los caminos que elegimos, a veces más breves pero infructuosos o más largos pero seguros, hablan también de nosotros. ¿Qué dicen de ti los caminos que has elegido para lograr tus metas y aspiraciones? 

Deseo que estas ideas te ayuden a concentrar la mirada no solo en lo que quieres sino en la persona que eres al querer determinadas realidades para tu vida.

¡Nos vemos pronto!

Coaching, Motivación

Saborear

Imagen motivacional 2 enero 2018
#Expectativa, #Anhelos, #Experiencias

¿Qué busco con esta imagen?

  • Ayudarte a considerar las experiencias que vivirás a lo largo de este nuevo ciclo, como ese sabor de boca preferido que tiene significado para ti.
  • Apoyar tu reflexión respecto las expectativas, alineadas a tus objetivos, que te permitirán mantener la motivación y la concentración por aquello que anhelas.

Saborear

No solo acumulamos experiencias y vivencias a lo largo de un año en nuestras vidas. También les encontramos significado, les proporcionamos un sentido específico que puede ayudarnos a mantener nuestra motivación y entusiasmo por aquello que queremos. Encontrarle sentido a las experiencias, se parece mucho a cómo saboreamos los alimentos que nos agradan.

Si este año nuevo, que aún acompañamos en sus inicios, tuviera un sabor definido: ¿qué sabor en concreto quisieras experimentar? ¿Que gusto quisieras que te quedara en la boca después de transcurridos 365 días?

Alarguemos un poco esta analogía y reflexiona ahora:

¿Cuántos sabores reconoces?, ¿Cuántos te provocan agrado?, ¿Cuáles desagrado?, ¿Cuáles NO puedes dejar de probar?, ¿Cuáles disfrutas de vez en cuando?, ¿Cuáles ya no podrás probar de la misma forma de nueva cuenta?, ¿Cuáles te emocionan al pensar en la próxima ocasión en que podrás disfrutarlos?, Si tu vida se definiera por un sabor en concreto, ¿cuál sería?

Incluirle sabor a nuestras metas

Como recordarás hemos abordado recientemente, en entradas anteriores de este espacio, algunos elementos para apoyar la #planeacion2018 y #metas2018. El problema no es solo plantearnos metas importantes, sino plantearlas bien y darles un adecuado seguimiento.

Las metas no deben quedar expresadas únicamente en bonitos y decorativos propósitos; en ese desafío, el sabor que deseas se vuelve un fuerte componente para tu motivación personal. Ahí, en el día a día, en el campo de batalla donde procurarás alcanzar lo que quieres, el acto de saborear experiencias y vivencias puede apoyarte para no perder el impulso con el cual has iniciado este ciclo.

Tu ámbito profesional y personal, el espacio donde creas tus proyectos y posibilidades, tendría que parecerse a una funcional cocina y a una robusta y completa alacena. En el hecho mismo de preparar tu vida, es importante considerar los sabores que deseas experimentar. Los sabores que puedes inspirar para ti y para otros. No es solo preparar el menú, es disfrutar la elaboración y planear el impacto que deseamos alcanzar comprobando la satisfacción que brinda el sentido que le hemos dado a lo vivido.

Siéntate a comer

En diciembre próximo, con el camino andando, te sentarás a comer y a disfrutar lo que has preparado: ¿a qué te sabrá el primer bocado?, ¿con quién quisieras compartir lo que has logrado?, ¿cómo podrás aprender del deleite de saborear lo emprendido y regocijarte por lo realizado?

¡Buen provecho y hasta la próxima! 

Coaching, Motivación

Celebraciones importantes

Imagen motivacional enero 1 2018
#Fechas, #Eventos, #Momentos, #Sucesos

¿Qué busco con esta imagen?

  • Ayudarte a reconocer los acontecimientos y sucesos que este nuevo año te depara.
  • Proporcionarte un punto de reflexión sobre aquello que habremos de vivir y cómo aprovecharlo al máximo.

Celebraciones importantes

Como bien podrás recordar he buscando apoyarte a clarificar metas y retos para este 2018 (ver aquí Planeación 2018, o bien Metas 2018, por ejemplo). La imagen de hoy entonces como podrás ver, busca insistir en tener la mirada sobre momentos especiales.

Hoy quiero abordar un tema específico. En la planeación de nuestro año, ahora que comienza, es importante tener en cuenta momentos y fechas especiales que habrán, si Dios nos presta vida, de experimentarse en el transcurso de estas nuevas oportunidades que habremos de vivir. En conclusión, identificar nuestras celebraciones importantes se convierte en un asunto de relevancia ante cualquier planeación verdaderamente inteligente.

Conviene siempre ante el inicio de una agenda, si aún tienes la costumbre de la agenda a puño y letra lo recordarás bien, de colocar en ella mometos y sucesos personales que se vivirán en el transcurso del nuevo ciclo. Esto es: celebraciones, aniversarios, cierres y apertura de estudios, proyectos laborales concretos, inicio o cierre de iniciativas diversas, etc.

Si tenemos claridad en lo que tendremos que vivir, es más fácil para nosotros podernos preparar adecuadamente y encontrar el significado más allá de una fecha de calendario y transformarlo en un momento especial que nos hará salir de la rutina y mirar la vida cotidiana de forma diferente.

Te doy algunos ejemplos concretos, en este año:

  • Celebraré 9 años de casado con una mujer increíble. ¡Celebración a la vuelta de la esquina, en Enero!
  • Alcanzarán mis hijos los 9 años (agosto), 14 años (enero) y 16 años años (octubre). Eso implica qué:
    • Mi hijo menor dejará la primaria inferior. Y los mayores estarán prácticamente en recta final de secundaria.
    • Mi ciclo de vida en familia está dejando la etapa de infancia y se mete de lleno a la adolescencia.
  • Llegaré a los 37 años, en el mes de julio.
  • Cumpliré 13 años en mi empleo principal, en el mes de septiembre.
    • Esto implica el 36% de mi vida, y el 80% de mi vida laboral.
  • Acumularé 6 años en este proyecto digital, en octubre.
    • Cumpliré 3 años de publicación de este tipo de imágenes motivacionales, en el mes de marzo.

No solo es anotar estas fechas en la agenda, sea electrónica o en papel, es dedicarle tiempo a pensar lo que significa cada una de estas celebraciones y cómo, dentro de lo sencillo o complejo que sea la planeación anual, hay sucesos que tienen que ser colocados en perspectiva vital.

¿Cuáles son tus celebraciones importantes en este 2018?

Te invito a hacer un listado, y pensar algunos momentos sobre lo que significa cada uno de estos sucesos dentro de los cuales se enmarcará la vida diaria en el año a iniciarse.

¡Hasta la próxima!

Coaching, Motivación

Metas 2018

Lo prometido es deuda, y mira que la enfermedad me la complicó un poco en estos últimos momentos del año.

Aquí tienes mi aporte para tus Metas 2018. He podido lograr mi promesa, planteada en Planeación 2018, donde te invitaba a que pudieras escribir algo más que propósitos del año nuevo.

Para apoyar tu reflexión y autoconocimiento, en el proceso de planeación anual, te comparto una herramienta que he preparado con mucho aprecio para mis lectores y suscriptores del sitio web. En esta ocasión, en formato E-Book con la idea de que puedas obtener el mayor provecho posible.

Con este herramienta podrás:

  • Generar categorías o ámbitos de áreas de tu vida donde quieres lograr diversos objetivos
  • Precisar tus metas
  • Brindar temporalidad específica a tus objetivos
  • Trabajar en un plan de seguimiento personalizado

Metas 2018

Portada Ebook
#Plandeacción, #Metas, #Objetivos, #2018

Da clic aquí para descargar:

 

Metas_2018

 

Espero sea de utilidad y provecho, ¡Muy feliz año 2018!

Coaching, Motivación

Planeación 2018

Imagen motivacional 4 diciembre 2017
#Planeación, #Metas, #Resultados, #Objetivos, #Posibilidades, #Estrategia

¿Qué busco con esta imagen?

  • Apoyar tu reflexión para ir más allá de los “propósitos de año nuevo”.
  • Motivarte a que realmente realices una planeación para alcanzar aquello que realmente quieres.
  • Brindarte elementos que te permitan delinear objetivos para este próximo año y sentirte bien contigo mismo al tener claridad en el horizonte.

Planeación 2018

Todos hemos podido considerar, a modo de experiencia, ante diversos retos en nuestra vida que sabemos muchas veces lo que tenemos que hacer pero que no encontramos la fuerza sufiente para hacerlo. Hay muchas cosas que se quedan en aspiraciones y no se concretan. En conclusión, tenemos oportunidades y acciones perdidas.

Los propósitos de año nuevo, tan tradicionales en estas fechas, nos hacen alimentar un sinfin de posibilidades que pocas veces saldrán de nuestra imaginación y tomarán color en el mundo real. Son estos ideales aparentes consuelos de resoluciones infundadas en una voluntad que acude sin arma al combate: ¡disciplina!. Si no contamos con la disciplina, y el seguimiento que brindan los hábitos positivos, entonces estaremos definitivamente perdidos en aquello que buscamos.

En esta ocasión, ¡puede ser diferente!; toma entonces conciencia de que las metas que te propongas hablarán de ti ante tu propia persona y ante quienes te rodean. Aquello que dices que harás y que no haces suele perseguirnos en el remordimiento y en la culpa. La tradición oral de nuestro pueblo tiene un doloroso precepto:

Eres dueño de lo que callas y esclavo de lo que dices.

Por ello, muchas veces no logramos lo que deseamos. Preferimos no articular adecuadamente nuestras metas por el temor de vernos atados a ellas. Odiamos la rutina que significa alcazar lo que queremos. Deseamos recurrir a un elemento mágico que transforme el poco esfuerzo en resultados, y en resultados inmediatos. Pero, ¿qué pasaría con nosotros si pensáramos distinto?

Te propongo algo

Si nosotros consideramos que nuestras metas hablan por nosotros ante nuestra persona y ante los demás, ¿qué es lo que quisieras que dijeran tus logros? Si los demás estarán expectantes de tu fracaso, ¿qué pasaría si demuestras que es posible? ¿Cómo te sentirás al conquistar una de las cosas que deseas alcanzar? ¿Cómo te verías a ti mismo a partir del triunfo y no del rencor que te persigue cuando no haces lo que te propones?

Hoy te invito a cambiar la perspectiva y te prlanteo una breve ruta que complementaré en los próximos días. Te pido que tengas, por lo menos, fijas en el horizonte 10 cosas/situaciones/logros para alcanzar en este próximo 2018. Y te pido que pienses en diversas categorías:

  • Personales
  • Familiares
  • Laborales
  • Profesionales
  • Espirituales

5 categorías, 2 metas por categoría, 10 grandes objetivos. 1 año para lograrlo. ¡Escribe tu lista! Ponlas en blanco y negro y tendrás un mapa de tu propia persona; ¡una ruta a seguir!

Antes de despedirnos por hoy te diré que en mi próximo post complementaré estas ideas con una práctica herramienta para tu planeación anual 2018. ¡No te lo pierdas!

¡Hasta la próxima!