Coaching, Motivación

Imágenes Motivacionales Junio

La vida se nos presenta como un camino que, para desembocar en un adecuado destino, exige de nosotros convicción, ganas y adecuada dosis de empeño. No hay camino hecho, como dice el Poeta, se hace cuando se anda.

Nuestra historia es también producto directo de la narración que nosotros hacemos de la misma. De lo que contamos, de los pasos que omitimos en el caminar, o de aquellas zonas que no quisiéramos haber visitado en el recorrido pero que, sin remedio, estaban ahí frente a nosotros y había que cruzar por ellas. Todo camino tiene zonas de descanso, y tiene opción, en algunos trechos, de ir más rápido que en otros. Hay también los avisos de deslave, de reducción de velocidad, de topes, de baches y tantas otras situaciones que hacen que vayamos menos presurosos y más atentos. Los caminos son distintos es muy cierto, pero el planteamiento del camino mismo es muy similar para cada uno de nosotros.

Para cuando emprendas el camino ten en cuenta que las convicciones nos permiten resistir los cambios e imprevistos de la ruta, las ganas nos permiten sacudirnos aquello que nos ata a la inmovilidad; tener ejemplos en la ruta, saber que vamos caminando juntos, se nos revela como un fuerte aliciente, aunque es preciso tener presente que nada nos afecta más que el “casi casi”  y que debemos esforzarnos por alcanzar nuestros sueños para concretar ese destino que nos llama.

Por aquí dejo a tu disposición el recuento de las imágenes del mes:

Coaching, Motivación

Imágenes Motivacionales Mayo

Si abril fue el mes dedicado, en esta reflexión visual, a la renovación y al cambio de uno mismo, ahora me parece necesario dedicar unos minutos a considerar el sentido de vida como el motor que puede llevar a la práctica ese deseo de cambio y mejora en cada uno de nosotros.

Preguntarnos por el sentido de la existencia es realmente preguntarnos sobre nosotros mismos. Me dijeron de pequeño: “Donde está tu tesoro, está tu corazón”, y creo que nada revela mejor esa verdad que el sentido que damos a nuestra vida. Los tesoros de cada uno pueden ser diversos, es cierto, pero en todos los casos revelan nuestro corazón. El sentido de vida es el matiz concreto que damos a cómo se mueve el corazón en la vida que nos ha sido dada.

El corazón como una brújula, que nos permite enfrentar la posibilidad, acometer la encrucijada, cruzar por aquello que nos limita y navegar rumbo a o que deseamos. Construimos el sentido de vida a vida ¡viviendo!, hacemos y aprendemos, aprendemos y hacemos.

Te dejo las imágenes, ahora en una pequeña galería.

¡Gracias por tu visita!