Comunicación, Mis presentaciones

4 pasos para marcar la diferencia en tu comunicación pública

¿Has experimentado como conferencista que tu intervención frente a público no es tan efetiva como podría ser? ¿Has identificado que te cuesta cada vez más trabajo preparar una conferencia que impacte de forma positiva a quien te escucha? ¿Has considerado que requieres profesionalizar tu práctica profesional para continuar desarrollando tus capacidades como comunicador?

¡Puedo ayudarte a ganar en lo personal para crecer en lo profesional!

Promo evento junio 2018

Tengo listo para ti mi último entrenamiento de este primer semestre del año. Será en junio donde tendré el gusto y el honor de compartir con mis asistentes los cuatro pasos de comunicación eficaz que me han permitido lograr un impacto positivo en cada una de mis presentaciones.

Llevo ya 20 años impartiendo conferencias, pláticas, talleres, sesiones y conversaciones frente a grupo. He logrado sistematizar la preparación y construcción de un mensaje que transforme la perspectiva de quien me escucha y ¡quiero compartirte esta experiencia para que, aprovechándola, puedas llevar tu comunicación pública al siguiente nivel!

En este taller presencial trabajaremos juntos para:

  • Clarificar tu mensaje. Lograr un adecuado equilibrio en la selección del tema, en la definición de un objetivo concreto por presentación y en la comprensión de la audiencia para elevar la eficacia de tu comunicación en cada ocasión frente a público.
  • Construir tu mensaje. Definir la profundidad del tema de acuerdo al tiempo del que dispones; establecer y estructurar la fundamentación de tu conferencia y diseñar el mejor material de apoyo para tu presentación.
  • Corroborar tu presentación. Detectar los imprevistos logísticos que pueden presentarse y efectuar “planes de contingencia” por medio de los cuales, a pesar de todo en contra, podrías salir adelante y lograr impactar de forma positiva a tu audiencia.
  • Compartir tu mensaje. Revisar tips y recomendaciones que te permitirán asegurar un estilo propio, ersonal y directo, para entregar el mensaje que has preparado y asegurar la atención activa de tu auditorio para la asimilación del mensaje a compartir.

Accederás a mi metodología personal; te compartiré herramientas, información complementaria, formatos de trabajo y una sistematización definida que te permitirá alcanzar un renovado impulso en tu actividad como expositor frente a grupo.

¡Anímate a marcar la diferencia y dale un contexto profesional a tu labor como conferencista!

¡Reserva aquí tu lugar!

Fecha: 16 de junio 2018

Horario: 09:00 a 14:00 hrs

Lugar: WorkShop Coworking. Georgia 42, Nápoles, 03810 Ciudad de México, CDMX

Inversión: 500 – 700 pesos por evento

¡Te espero!

Catolicismo, Coaching, Motivación

La mejor historia de la que somos parte

Imagen motivacional 4 marzo 2018
#Fe, #Salvación, #Iglesia, #Catolicismo

¿Qué busco con esta imagen?

  • Reflexionar junto contigo la importancia de los días Santos que vivimos en esta semana. Descrubramos lo que pueden brindarnos si nos disponemos a vivirlos desde la profundidad de nuestra interioridad.

La mejor historia de la que somos parte

Estos días en México, y en gran parte del mundo, celebramos la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Es la Semana Santa, o semana mayor, como solían describirla nuestros abuelos. Son días de guardar para los creyentes; personalmente, considero que ofrecen momentos de reflexión y valoración sobre cómo la historia de la Salvación, encarnada y hecha realidad en el Mesías, llega de forma directa, si consentimos a ello, a tocar profundamente nuestras vidas.

¿Qué significa para mí la Salvación? La reflexión a esta pregunta, el intento de una respuesta personal, puede acompañar nuestra vivencia de estos días Santos y transformar definitivamente la forma en que observamos y consideramos nuestra vida.

Si bien podríamos decir que esta consideración solo “funciona” para aquellos que se asumen como creyentes, el poder de reflexión sobre la trascendencia que estos días encierran puede alcanzar, en términos de beneficio, a cualquier persona que desee explorar el sentido de vida, el sentido de su vida.

La fe, en cuanto pregunta existencial, nos interpela a todos. A los que creemos y a los que no creemos. Y como ha mencionado Joseph Ratzinger, en su célebre Introducción al Cristianismo, quienes creen y quien no lo hacen se encuentran existencialmente en posiciones más cercanas de lo que habitualmente podemos pensar. Así como la duda de la no existencia de Dios asalta al creyente, así la duda sobre la existencia de Dios puede asaltar al no creyente. Vale la pena que revises aquí la cita completa del pasaje al que me refiero. ¡Te invito a revisarlo en mi evernote!

Brindar una respuesta personal a la pregunta por la salvación, remembranza y vivencia de fondo sobre estos días, es reconocer que se es parte de la mejor historia jamás contada en términos de creencia en la Divinidad.

¿Y por qué digo que es la mejor historia? Por que ésta nos narra de forma directa la relación con un Dios Personal, con un “Alguien” y no con un “algo”. La Divinidad deja de ser abstracta para tomar un Rostro Personal que pronuncia, dentro del tiempo, nuestro nombre y nos crea como seres capaces del Encuentro con Él. No solo somos simples roles dentro de una narrativa; para Dios nosotros somos los protagonistas de la historia personal de nuestras vidas, y en ese entramado, Él se acerca a nosotros para dar lo más preciado, su vida misma, en beneficio de nuestra Salvación, elevándonos de simples criaturas a Hijos de su amor y providencia.

Una oportunidad para conectar con tu sentido de vida

Si realmente asumimos que hemos sido creados por y para el Amor; si realmente creemos que valemos en términos de dignidad lo necesario para que Dios baje al mundo y entregue su vida por nosotros, como cordero Pascual,  no podemos permanecer indiferentes con la existencia que vivimos día con día.

En lo personal, mi fe me ha ayudado en cada jornada a ser un mejor esposo, un mejor padre, un mejor hijo, un mejor hermano. Ha tenido impacto en mi trabajo, donde procuro observar y comprender a mis colaboradores, a mis clientes, a mis proveedores, a los beneficiarios directos e indirectos de mis actividades profesionales, como hijos de Dios, salvados como yo de la inexistencia y el anonimato. Seres valiosos y dignos. Si Dios ha dado por mí su vida, yo debo actuar a semejanza. Por ello entiendo el servicio como ley que rige mi vida personal, familiar, social, profesional.

Estos días suponen la oportunidad de reflexionar sobre el sentido de tu vida, seas creyente o no. Si lo eres, la invitación a la coherencia, a la congruencia y a la vivencia de la fe esta dada en la liturgia y en la vida de la Iglesia; si no lo eres, si has decido permanecer al margen de esta historia, estos días también pueden ayudarte a considerar tu vida desde otra perspectiva: ¿qué pasaría si fueras creyente? ¿qué pasaría si te decidieras a ser parte de la mejor historia jamás contada?

¡Hasta la próxima!

Coaching, Motivación

Herramientas

pablo_marzo_3_2018

¿Qué busco con esta imagen?

  • Reflexionar junto contigo respecto el desarrollo personal como una analogía de la labor cotidiana de un obrero.
  • Ofrecerte un check list de 5 dimensiones para agrupar en tu desarrollo interno habilidades que, a modo de herramientas, no pueden faltarte para continuar tu crecimiento personal.

Herramientas

Las máquinas y herramientas han facilitado la vida del ser humano sobre la tierra. Su inteligencia aplicada al mundo natural, para modificarlo y adaptarlo a sus necesidades, queda demostrada en los elementos más sencillos de progreso que han caracterizado al mundo dividiéndolo por etapas. Pensemos por ejemplo en la “rueda”, su irrupción ha marcado un antes y un después en la historia de la técnología. La “palanca”, la “cuña”, el “plano inclinado” no son la excepción a mis palabras. Hoy en día quien trabaja de forma manual, quien tiene jornadas completas como obrero u operario o se desempeña en algún oficio concreto, sabe bien la importancia de las herramientas: ¡sin ellas el día a día se complica! ¡no se puede avanzar del mismo modo con ellas que prescidiendo de las mismas! ¡la fuerza no se aprovecha del mejor modo posible! Carecer de la herramienta adecuada es simplemente quedar en desventaja y quedarse pasmado al ver que no se completa la labor o el objetivo previamente determinado. 

Quien se desempeña en oficios o actividades que utilizan herramientas debe siempre, aprender a emplearlas en primer lugar. Si bien la operación de la mayoría de ellas no es compleja es verdad que sin un conocimiento práctico, que anteceda su adecuado uso, no puede obtenerse de ellas el máximo potencial. Todo artesano dedica parte de su inicio como artista al ejercicio y aprendizaje del uso de sus principales herramientas de trabajo. El uso adecuado, la práctica, como dicen, hace al maestro. Un martillo en las manos del zapatero, por ejemplo, genera prodigios en términos de soluciones ante problemáticas específicas. Si uno, incluso, mira bien de cerca este “dominio de la herramienta” se da cuenta que no es la fuerza, sino la “maña” como dijeran los abuelos, lo que marca la diferencia. No solo es golpear, es hacerlo de un modo particular; la combinación de inclinación, fuerza precisa y velocidad hará realidad lo que se busca. El secreto está en aprender el punto exacto, el equilibrio y la destreza necesaria.

Nuestro desarrollo personal

Trabajar en nuestro desarrollo como personas requiere, como analogía de lo expuesto hasta ahora, el adecuado uso y conocimiento previo de herramientas concretas que nos permitan alcanzar nuestros objetivos del mejor modo, de manera óptima en el mejor tiempo posible. Moldear nuestro temperamento, aprovechar para ello el aprendizaje convertido en carácter, requiere la misma destreza que el herrero aplica para obtener la mejor forma y solidez en un pedazo de metal que está transformando en algo completamente nuevo. El mazo y el yunque son elementos vitales para esta labor, y además, se aprovecha como aliado el fuego que permite la labor misma de moldear una forma, a partir de una esencia, para lograr algo renovado y admirable.

El contexto de nuestro desarrollo personal puede ser imaginado como un taller de artesano, como un espacio concreto donde la realidad específica de lo que somos se transforma en la mejor versión de nosotros mismos. Somos materia prima para este cambio, y habremos de invertir toda nuestra pericia en la verdadera transformación que nos lleve de lo que somos, a lo que podemos y queremos, pero desde luego a lo que debemos ser. Las herramientas para el desarrollo personal facilitarán y apoyarán esta tarea.

Siempre he creído que el espíritu humano se forja en el crisol de las dificultades; ahí, en el laboratorio de la vida, para aprovechar al máximo la existencia que nos ha sido regalada, requerimos de las mejores herramientas que puedan ayudarnos para lograr un verdadero crecimiento.

Una caja de herramientas con 5 divisiones

Dentro de nuestro taller de trabajo interno, será de utilidad pensar en una caja de herramientas; el orden dentro de este microuniverso de máquinas y utensilios, será un elemento fundamental para poder aprovechar del mejor posible el uso que habremos de darle a los apoyos de nuestro crecimiento en cuanto personas. Te propongo las siguientes divisiones, o bandejas, para acomodar tus herramientas una vez que reflexiones sobre las mismas:

  1. Actitudes. Coloca aquí cualquier elemento que influya en tu perspectiva, que te permita ampliar horizontes y encontrar un sentido definido en tu vida. Podrían ser ejemplos de esta primera categoría: autoconocimiento y autoestima.
  2. Aptitudes. Coloca aquí tus conocimientos y habilidades adquiridas como resultado del equilibrio entre tu temperamento y tu carácter frente a experiencias vividas previamente. Las herramientas que van en esta categoría te permitirán responder la siguiente pregunta ¿qué tan preparado estoy para enfrentar esta situación particular que ahora vivo?
  3. Emociones. Coloca aquí aquellas herramientas internas (consciencia sobre uno mismo y autorregulación, por ejemplo) como utencilios e instrumentos externos (especialmente la comunicación, por ejemplo) que te ayudan a posicionar y potenciar una verdadera “inteligencia emocional”.
  4. Relaciones. Coloca aquí los elementos con los que cuentas para establecer vínculos positivos y fructíferos con las personas que te rodean. Herramientas para profundizar el diálogo, resolver conflictos, admitir diferencias, complementar perspectivas, aprovechar experiencias en conjunto, entre otras. Negociar y delegar, por ejemplo, si desempeñas una posición de liderazgo.
  5. Prácticas. Coloca aquí los elementos que te permiten resolver adecuadamente el día a día, dependiendo tu contexto personal y profesional. Son ese conjuntode hábitos y disciplinas que te permiten “avanzar” en la vida de forma concreta y evidente. Ejemplos concretos: uso y actualización de tu agenda, priorizar tus tareas y objetivos en cada jornada, la evaluación de tus actividades al finalizar el día, el seguimiento de acuerdos y conversaciones relevantes con las personas a tu alrededor, etc.

Muy pronto volveremos a pensar juntos sobre estas herramientas y la caja que cada uno de nosotros lleva por la vida para aprovechar al máximo lo experimentado y lograr una mejor versión de nosotros mismos. Basta por ahora hacer eco de la pregunta de la imagen semanal, y tú: ¿qué herramientas necesitas para continuar tu desarrollo personal?

¡Hasta la próxima!

Coaching, Motivación

Dirección

Imagen motivacional marzo 2 2018
#Dirección, #Rumbo, #Trayecto

¿Qué busco con esta imagen?

  • Apoyarte a considerar tus opciones.
  • Puedes saber a dónde dirigirte si descartas en primer lugar los lugares a donde no deseas arribar.

Dirección

Una de las cosas que he aprendido en el camino es que siempre existen alternativas. No es fácil tener esto por cierto. En muchos momentos los problemas y desafíos nos agobian y nos parece que estamos en un túnel donde la única salida se visualiza a kilómetros de distancia. Vemos una pequeña lucecita, que se nos revela más bien como uno de esos “fuegos fatuos” pues parece alejarse cuando ya estamos, en teoría, más cerca de alcanzarla.

El primer paso para acercarnos a la salida es como intentar resolver un “alambrije“, uno de esos acertijos de metal con el que jugábamos de niños. La salida del tunel es más fácil de lo que pensamos. La solución es intuitiva, implica un cambio de percepción. Reconocer que la alternativa está en cambiar la actitud ante la carencia de oportunidades nos presenta un renovado panorama. Considerando que mi actitud puede hacer la diferencia, como lo expresábamos la semana pasada en el post relativo a la disposición, doy un primer paso para poder salir del túnel de frustración en el que puedo encontrarme.

Los diversos destinos

Tal como dice la canción popularizada por Joan Manuel Serrat, de aquellos versos de Machado, “caminante, no hay camino, se hace camino al andar”, nos podemos encontrar con el desafío de reconocer que hay muchas cosas que podríamos hacer, decidir o lograr. Y que pensar en una dirección implica un conjunto de decisiones que deberemos establecer de forma previa. Para saber qué camino tomar, necesitamos precisar el destino al que deseamos arribar. Pero siempre existe un costo que debemos reconocer: “no puede hacerse todo”. Seleccionar con cuidado nuestro camino, construir un proyecto para nuestra vida, será una prioridad si deseamos arribar a un punto concreto.

¿Cómo lograrlo? ¿Cómo armonizar o empatar destinos que pudieran ser contradictorios? Si te encuentras dudando sobre aquello que deseas hacer, ¡te propongo un paso previo! Comienza diciendo y estableciendo aquello que NO quieres hacer. Para saber a dónde debes ir, conviene pensar en dónde NO quisieras estar. Conocimiento de lo que quiero, mediante la enumeración de aquello que no quiero.

Ha sido un truco valioso en el camino, lo he recomendado en sesiones directas con clientes y hoy lo planteo en esta reflexión semanal. Podrás encontrar mayor claridad acotando tus alternativas, analizando cada una de ellas y deciendo si alguna de ellas te acerca o te aleja de lo que buscas en tu vida.

¡Hasta la próxima!

Comunicación, Mis presentaciones

Webinar Storytelling

 

Webinar Storytelling
¡No lo dejes pasar!

¿Quieres saber cuál es el poder de las historias para lograr comunicación eficaz?

 

¡Acompáñame en una sesión en línea diseñada especialmente para ti que estás interesado en mejorar tu comunicación pública!

 

Las historias hablan de nosotros, nos conectan y nos envuelven de mejor manera que los puros conceptos o los simples datos técnicos de un tema o asunto

Aprende cómo emplear en tu favor el poder de las historias en una práctica sesión on -line (bajo la modalidad Webinar) este próximo sábado 7 de abril; descubre cómo mediante narraciones breves puedes generar #impactopositivo.

Conoce el fundamento de esta herramienta y sácale el mayor provecho posible a toda oportunidad de comunicar mediante cuentos, anécdotas, analogías y muchos otros recursos que harán de tu próxima presentación ante público una ocasión memorable.

Revoluciona la forma en que conectas con la audiencia; capitaliza mi experiencia en tu beneficio. Accede completamente gratis, participa y recibe de forma posterior un material complementario con recomendaciones y ejercicios. 

Storytelling

Este webinar es una sesión especial para interesados en mis actividades de entrenamiento de comunicadores eficaces y para los asistentes a mi próximo taller presencial sobre Storytelling que se realizará en CDMX el 14 de abril. Puedes reservar tu entrada a la actividad presencial aquí mismo:

Gana en lo personal, con el poder de las historias, y crece en lo profesional como un comunicador eficaz capaz de lograr un #impactopositivo.

¡Te espero!